Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Federico Méndez Tejeda

Federico Méndez Tejeda, nació en la calle de Valentín Gómez Farias, barrio de Guadalupe en la Ciudad de Aguascalientes, el 22 de noviembre de 1933.

Desde su niñez, la inclinación natural de Federico fue siempre la música. Miembro de una familia humilde, hacía una digna labor cargando canastas en el mercado de Aguascalientes, y cantando siempre que podía. De esta forma, a sus 8 años se presentó su primera gran oportunidad de triunfo en un concurso del 10 de mayo en el Teatro Morelos, cuyo premio fue de 100 pesos. Ahí, el pequeño Federico vivió una escena conmovedora, ya que a pesar de no haber tenido la oportunidad para comprar ni un par de zapatos, se presentó cantando los temas: La feria de las flores y Un Vagabundo; ante su interpretación, el público lo ovacionó y a gritos pidió que el jurado otorgara el premio al descalzo.

El triunfo logrado en ese certamen, no sólo le permitió ganar los 100 pesos, sino que le abre las puertas en la Radio Local. Sin embargo, poco tiempo después se viene con su familia a vivir a la Ciudad de México, y como digno representante de una auténtica cultura del esfuerzo, inicia la lucha trabajando como mozo, herrero, obrero, lavando carros, entre otros.

A pesar de su corta edad, su gran espíritu lo anima y a los 12 años llega hasta las puertas de la XEW para buscar a su ídolo, Pedro Infante. El carismático artista le toma simpatía, llegando incluso a lograr hacerlo entrar a los estudios para que asistiera a sus actuaciones.

Asimismo, Federico Méndez se iba a la Plaza Garibaldi con su hermano José, quien lo presionaba para que siguiera esta carrera, ya que veía en él una joven promesa. Para su buena suerte, un buen día el bachiller Álvaro Gálvez y Fuentes le encuentra aptitudes y lo invita a cantar en uno de los tantos programas que XEW transmitía en directo desde ese lugar de culto de la música mexicana. Cabe señalar que fue precisamente en esa radiodifusora en la que durante una década fungió como conductor de programas de entrevista en donde se rendía homenaje a los compositores de México.

Así, su gran voluntad por salir adelante le rinde más frutos, ya que es precisamente en Garibaldi, en donde este joven y talentoso compositor conoce a Javier Solís y reafirma su amistad con José Alfredo Jiménez, dos grandes personalidades de la canción ranchera.

De la misma manera, también logra relacionarse con Álvaro Carrillo quien lo motiva para formar el Trío Universitario, en el cual cantaban Federico, Enrique y Paco.

En sus inicios de autor, Federico Méndez ingresó a la Facultad de Química de la UNAM, y deja huella al fundar la primera estudiantina en el Distrito Federal, misma con la que logró un gran éxito. Fue también en la máxima Casa de Estudios, en donde lo nombran con el paso del tiempo, Coordinador General del Departamento de Difusión Cultural de la UNAM en la rama musical. Asimismo, otro de sus logros musicales fue ser Director Fundador de la Estudiantina Femenil de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México.

Como compositor, la primera canción que escribió Federico Méndez fue: “A Punto de Gritar”, y la graba Heriberto Molina, violinista del Mariachi de Silvestre Vargas.

A la fecha, el notable compositor y cantante Federico Méndez tiene en su haber más de 400 canciones, de las cuales se han grabado ya casi 300 en las voces de un sinnúmero de intérpretes muy importantes en México y el extranjero. Dentro de sus éxitos más sonados podemos mencionar: “De qué Manera Te Olvido”, “De Parte de Quien”, “Y Tú me Vas a Recordar”, “Ese Señor de las Canas”, “Pero Sin Querer”, “Aprendiste a Volar”, “Marioneta”, “Si Quisieras”, “María María”, “Dolores”, “Morena”, “Agenda”, “Las Ausencias”, “Derrotado Corazón”, “Corazón De Mentiras”, “A Fuego Lento”, “El Ranchero”, “Me Está Faltando Tu Amor”, “A Punto De Gritar”, “Mi Bolero Más Triste”, “Ojos De Almendra”, “Pero Traiciones No”, “Va Llorando Soledad”, “ Hoy Platiqué Con Mi Gallo”.

Además del ranchero, son muy variados los géneros cultivados por este compositor: tropical, norteño, balada, bolero, vals peruano e instrumentales que han sido llevados a las telenovelas como fondos musicales.

Asimismo, es muy vasta la diversidad de reconocidas figuras solistas, grupos, bandas y tríos que han puesto sus peculiares voces o estilos musicales a sus composiciones, entre ellos podemos mencionar a: Vicente Fernández, Lorenzo de Monteclaro, Gerardo Reyes, Felipe Arriaga, Adolfo Garza, Juan Luis, Víctor Manuel Sosa, Cuco Sánchez, Pedro Fernández, José Martín, Fernando de la Mora, David Corpus, Heriberto Molina, Leo Dan, Marco Antonio Vázquez, Severiano Hernández, Jeronimo’s, Jaime Moreno, Gaviota, Los Baby’s, Los Freedy’s, Los Tukas, Los Dinner’s, La Tropa Loca, Los Alcántara, Sonora Santanera, Los Muecas, Hugo Avendaño, Lupita D´alessio, Angélica María, Manoella Torres, Sonia Rivas, Vikki Carr, Olga Guillot, Irma Carlón, Rina, Los Broncos de Reynosa, Los Alegres de Terán, Los Lobos del Norte, Los Apodaca, Los Invasores de Nuevo León, Hermanos Gómez, Ramón Ayala, Los Panchos, Los Montejo, Los Cantores del Camino, Tere y Marisela, Dueto Fontana, Hermanas Huerta, Lucha Villa, María de Lourdes, Queta Jiménez La Prieta Linda, Valentina Leyva, Alicia Juárez, Beatriz Adriana, Aida Cuevas, Conchita Solís, Amalia Mendoza La Tariacuri, Rosenda Bernal, Carmen Cardenal, Chelo, Malena Reyes, Lucero Campos, Lupe Mejía La Yaqui, Zoyla Flor, Nuri Guiza, Macaria, Lisa López, Araceli Parra y Amalia Massias, entre tantas.

Cabe hacer notar que para Federico Méndez la carrera artística no resultó fácil, a pesar de muchos años de ardua lucha, incluyendo sus inicios como cantante, carrera que tuvo que dejar a un lado para dedicarse por casi 20 años a la producción y dirección artística, y a su actividad como compositor. Sin embargo, el tiempo y su buena estrella lo vuelven a inquietar regresando nuevamente a lo suyo, lo que siempre le gustó en la vida…CANTAR.

Una carrera de empeño y capacidad otorga grandes satisfacciones, como le sucedió a nuestro protagonista. En el ámbito de los festivales de la Canción Ranchera, el legado de Federico Méndez es ser poseedor de las tres preseas más importantes que un compositor desearía portar, Medalla de Bronce, Medalla de Plata y los galardones más codiciados, la Medalla de Oro y el Premio Presidencial. Todo esto, a través de intérpretes ganadores y con canciones que hoy ocupan un lugar privilegiado en el gusto del público, como son: 3er. Lugar, Título: Y Tú me vas a Recordar, Intérprete: Valentina Leyva; 2do. Lugar, Título: Dolor de Muerte, Intérprete: Víctor Manuel Sosa; 1er. Lugar, Título: Pero sin querer, Intérprete: Valentina Leyva.

Otro aspecto que caracterizó al gran Federico Méndez, fue ser un respetuoso de nuestras tradiciones y por ello casi el 80% de su producción es de arraigo popular, el de nuestra música mexicana. Sin embargo, participó un par de ocasiones en el Gran Festival OTI, quedando en 1986 dentro de las 12 canciones finalistas.

Su gran trayectoria le permitió recibir infinidad de homenajes en diversos programas de televisión y festivales organizados por el pueblo, de los cuales podemos mencionar entre otros: México Magia y Encuentro, Sr. Raúl Velasco., Buenos días, Sr. Luis Carbajo., Programa Especial de Imevisión a control remoto, organizado por el Gobierno de Guanajuato., Diploma como Ciudadano Distinguido de la Ciudad de Aguascalientes en 1980., Homenaje en Parras, Coahuila., Homenaje por sus 25 años de Autor en 1983., Medalla Agustín Lara Otorgada por la SACM, en 1983., Homenaje en el estudio de Lola Beltrán., 42 Programas de Radio, a través de la Organización Radiocentro, (Su vida y su Música)., Las Grandes Noches de Radiocentro., Diferentes programas en XEW y XEQ., Homenaje en el Programa En Vivo por sus 27 años de Autor en 1986, Sr. Ricardo Rocha.

Recorriendo otras facetas de la vida íntima de Federico Méndez, podemos decir que tuvo gran pasión por los deportes, en especial practicó durante diez años el alpinismo, y en el cual, su nivel llegó a ser muy reconocido, además fue entrenador de softbol del equipo juvenil de la Facultad de Química de su Alma Máter, también practicó el Béisbol, frontón a mano, fue corredor, box, y el arte taurino.

Federico Méndez, una semblanza de un ilustre compositor, la vida de un hombre creativo, luchador incansable por lograr la superación en un muy difícil pero tan maravilloso arte.

El querido maestro siempre agradeció a sus grandes intérpretes lo que hicieron durante su carrera, a los músicos de México, a los arreglistas, al virtuoso Mariachi Mexicano, a los medios de comunicación, a sus mejores amigos y sobre todo a su público.

Finalmente, esta gloria de México fallece en la capital del país el 16 de noviembre de 1988.

Repertorio de Federico Méndez Tejeda


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.