Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


José Antonio Michel Santana

Nació el 12 de Junio de 1921 en Tonaya, Jalisco. Hijo de Manuel Michel Ruelas y María Santana García de Michel.

Radicó en Tonaya hasta 1931. Luego en la hacienda de Amacuahuatitlán de 1932 a 1936. Nuevamente en Tonaya de 1936 a 1941. Posteriormente en la ciudad de México de 1941 a 1950, año en que va a vivir a Rosarito, B.C., en 1950 y 1951. En Estados Unidos en 1951 y 1952. Y a partir de 1952 radica en la ciudad de México.

Estudió primaria en Tonaya y la concluyó en México, D.F.; luego estudió secundaria e inició sus estudios musicales en una academia particular en el D.F. Posteriormente, de 1943 a 1949 hizo estudios de educación artística, que incluía música, piano y guitarra, en la Escuela Superior Nocturna de Música.

Inició su carrera de compositor en Tonaya, sin tener aún mayores conocimientos musicales, excepto de guitarra.

La primera canción que compuso fue "Quiero Verte" (bolero).

Entre las actividades y oficios que ha desempeñado, siendo muy joven, en su pueblo sembró con yunta de bueyes y fue vaquero. En la ciudad de México fue guardabosques en Chapultepec; fue aprendiz de reparador de máquinas de coser y burócrata en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Practica informalmente el basquetbol, volibol, béisbol y natación; formalmente el montañismo por más de ocho años; fue fundador del Club Idealistas.

Se considera persona adaptable a todos los medios y situaciones, exceptuando los que considera o presiente que podrían causarle algún perjuicio físico o moral. Admite ser muy romántico y procura tener muy presente aquello de "nunca hacer mal a nadie y hacer el bien, siempre que alguien lo necesite y uno esté en condiciones de poder hacerlo".

Le gusta jugar dominó, realizar paseos campestres, viajar, cultivar plantas de ornato y árboles frutales.

Desde muy joven fue fanático de la lectura, y a partir de 1974 comenzó a escribir libros, cuatro de los cuales fueron publicados con mucho éxito. Dos de estos libros son "Versos Picarescos Mexicanos" y "Picardía y Poesía en Antología". Tiene cinco libros ya terminados, listos para ser publicados.

Disfruta al escuchar buenas obras de música clásica, sin tener preferencia por algún autor. También cuando escucha música popular, ya sea romántica o ranchera, pero aclara que es alérgico a los ruidos de la música moderna.

La obra que le ha dado mayores satisfacciones es "Luna de Octubre", por múltiples razones; entre ellas, porque le ha proporcionado la valiosa amistad de mucha gente, la admiración y respeto del público, le ha permitido un ingreso, gracias al cual ha podido tener una vida más grata, cómoda, placentera y feliz.

Sólo tiene una canción en coautoría, ya que escribió la letra para el muy bello vals "Sentimiento", de don Jesús Alcaraz, colimense, ya finado.

Son muchos los reconocimientos que ha recibido por su trayectoria como compositor, y como miembro del trío Hermanos Michel. De la PHAM recibió un diploma por su canción "Luna de Octubre"; Hoja de Plata en el año de la Música Jaliciense 1963, donde además lo declararon Hijo Predilecto del Estado, al igual que a todos los artistas jalicienses de mayor fama, y cuyos nombres quedaron grabados con letras doradas en "La Estela", monumento erigido en el hermoso parque Agua Azul.

También recibió como reconocimiento de la Sociedad de Autores y Compositores de Música (SACM), de manos de los maestros Mario Molina Montes y Tomás Méndez, la medalla Agustín Lara.

Una de las muchas anécdotas del maestro Michel, narra que en agradecimiento a la Virgen de Guadalupe por salvarle la vida a su hija María, escribió la canción "Canto Guadalupano", que compuso dentro de la Basílica en dos visitas. Tuvo oportunidad de llevarla al acetato, pero quiso usar como introducción el Himno Guadalupano que tocan las campanas del reloj de la antigua Basílica, por lo que fue con una pesada y antigua grabadora.

Consiguió un joven ayudante en el lugar y juntos subieron el aparato.

El muchacho se ingenió para conectar la grabadora y para adelantar el reloj. Así, cumplió su objetivo, pero al regresar las manecillas, comenzó a tocar la melodía en forma extraña, posiblemente al revés. Salieron corriendo con la mayor prisa posible.

Una vez fuera compraron unas nieves para comerlas con calma, mientras se cercioraban que no se había suscitado ningún problema por su odisea, y mientras esperaban también que el susto se les pasara.

Repertorio de José Antonio Michel Santana


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.