Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Amparo Rubín

(MARIA AMPARO RUBIN TAGLE)


María Amparo Rubín Tagle, hija de José Rubín y Ofelia Tagle, nació en la ciudad de Puebla, un 24 de marzo.

Desde muy pequeña sintió el llamado de la música, y cuando contaba apenas 11 años de edad compuso su primera canción, En la arena, la cual sería grabada por Lupita D’Alessio.

En su ciudad natal cursó hasta los primeros semestres de la carrera de Comunicación. Más adelante estudió Letras Españolas durante tres años y tomó varios talleres de Literatura y Filosofía, además de clases de guitarra.

Se trasladó a la Ciudad de México para iniciar formalmente su carrera, la cual alcanzó el éxito con las canciones Peligro, interpretada por Flans, y en el 2005 por Yuridia, y Herida de muerte, que se conoció en la voz de Manoella Torres. Su fama la llevó a la Madre Patria, en donde se instaló durante cinco años, a lo largo de los cuales realizó presentaciones y recitales en varias ciudades españolas, principalmente en centros nocturnos de prestigio, además de haber sido invitada a diversos programas de televisión.

Amparo Rubín no sólo se ha desempeñado como compositora y cantante, sino también como representante artística y coordinadora de talleres de composición musical, en los que se ha destacado por su creatividad e innovación en conceptos para la enseñanza. Esta innovación la llevó a crear un método para que cada personaje tuviera un tema en las telenovelas; la primera fue Vivir un poco.

De su obra, la canción que ha gozado de mayor popularidad es Corro, vuelo, me acelero, interpretada por Timbiriche, pero también le han dado grandes satisfacciones sus temas Compás de espera, Víctima o ladrón y Ni antes ni después, que obtuvieron primero, segundo y tercer lugar, respectivamente, en distintos certámenes del Festival OTI.

Asimismo ha creado éxitos en coautoría con grandes compositores, como Memo Méndez Guiú: Amanda, interpretada por Timbiriche, y con Luis Mircoli: Estamos a mano, interpretada por Dulce y Carlos Lara, y Llama aunque sea por cobrar, interpretada por Olga María.

Amparo Rubín ha puesto en alto el nombre de México al participar exitosamente en otros concursos internacionales, tales como el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, donde obtuvo el trofeo por el 3er. lugar con el tema A quién voy a culpar; el Festival Internacional de la Canción de Puerto Rico, donde ganó el 2o. lugar con Puedo hablar de soledad, y el 3o. con Pánico; el Festival Internacional de la Canción de Trujillo, en Perú, donde Coplas a mi vida conquistó el 1er. lugar, además de que Vendedor de esperanza y Tus dedos en mi piel se llevaron otros lugares destacados; y el Festival Internacional de Alcobendas, en España, donde se llevó el primer lugar con En la arena.

En Bellas Artes recibió tres Arieles, el máximo reconocimiento que otorga la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, por la música de fondo de las películas Goitia, Playa Azul y Kino.

Además de los diversos reconocimientos que su obra ha cosechado alrededor del mundo, ha recibido diplomas y preseas, tanto en México como en Estados Unidos, por su actividad como productora.

La Maestra Rubín se ha descrito como una mujer con personalidad bien definida, siempre segura en su trabajo, entusiasta cuando algo realmente le apasiona y definitiva cuando algo no le satisface.

Lo que más agradece es la fortuna de poder dedicarse a lo que más le gusta, su vocación, y poder vivir de ello, y contar con el gran apoyo de su familia.

Repertorio de Amparo Rubín


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.